lunes, 27 de marzo de 2017

El lagunero opina… (73) Lakers 81 Blazers 97

Por Jorge


La última victoria angelina fue un espejismo en el camino y anoche volvió a tocar una castaña de partido al que contribuyó también la pobre primera parte de los Blazers que supieron mejorar sus porcentajes en la segunda.

La primera parte estuvo marcada por el desacierto en el tiro con un 33% en tiros de campo para ambos equipos, pero los Blazers se iban al descanso por delante (32-40) gracias a la anotación de su perímetro. Por los locales lo mejor era algo más de intensidad defensiva, sí asómbrense, con la inclusión de Brewer en el quinteto titular (por el lesionado Ingram), que hizo varios tapones.

Y llamativo fue ver como Zubac se jugase un par de triples, uno en cada cuarto, uno de ellos para cerrar la primera parte. Y no es que tenga mala mano el chaval, que así fue demostrado en la media distancia, pero no parece su rango, ni mucho menos la posición por donde debe pasar su juego. ¿Es esa la mejor opción del ataque para Walton?

En el tercer cuarto el propio Zubac con tres canastas y Russell con otros 10 puntos hacían albergar alguna esperanza en el seguidor local, pero Portland se puso las pilas y se aprovechó de la floja defensa de Lakers con seis triples y finiquitando el partido (56-77) con un gran Lillard que anotaba 14 puntos en este periodo.

El último cuarto fue de trámite con Ennis asumiendo tiros al final como si fuese poco menos que la reencarnación de Michael Jordan. Y es que terminó el partido cascándose 15 tiros en 25 minutos (eso sí, dio 5 asistencias también), siendo el tercer tirador del equipo, y sin que parezca que esa debiera ser la opción ni de presente ni de futuro del equipo. Otra muestra más de que la temporada se puede dar por terminada para los Lakers.

Lo poco salvable del partido estuvo en el perímetro de Blazers con la combinación de Lillard, McCollun y Crabbe para anotar 53 puntos.

Leer más

sábado, 25 de marzo de 2017

El lagunero opina… (72) Lakers 130 Wolves 119

Por Jorge


Triste es para el aficionado de siempre, que en la noche en la que se descubría la estatua que homenajeaba al legendario Shaquille O´Neal en los exteriores del Staples Center, se viviese esta victoria como si fuese casi un partido de playoffs, cuando Minnesota está tan a la deriva como los propios Lakers.

El partido comenzó con un ritmo más bien bajo y con las anotaciones de Wiggins (12 puntos) y Clarkson (10) como lo más destacado del primer cuarto (26-27).

Luego el quinteto agresivo, tanto en defensa como en ataque, de Lakers (Ennis, Nwaba, Brerwer, Nance y Robinson), aceleraba para adelantarse en el segundo cuarto… hasta que volvieron algunos de los titulares y la defensa se fue al garete. Los 40 puntos de Minnesota en el segundo cuarto (con 12 de Towns) les mantenían por delante al descanso (54-67).

Wiggins (17), Towns (19) y Ricky Rubio (12 puntos y 7 asistencias) eran los mejores de los Wolves en la media parte.

8 puntos de JC y 9 de Randle en el tercer cuarto acercaban a Lakers (80-88) y en el último los 10 puntos del explosivo Brewer permitían empatar el marcador e incluso con una canasta de Randle se culminaba la remontada que terminaba en empate con un tiro libre de Wiggins y una prórroga por jugar.

El mejor de Lakers en el último cuarto y la prórroga fue Clarkson con 17 puntos y varios triples que hundieron a unos Wolves con muy buenos números individuales al final del partido, pero con derrota.

Leer más

jueves, 23 de marzo de 2017

Baloncesto en Cine y TV (25): La dinastía de UCLA

Por Jorge
Ahora que la competición del baloncesto universitario estadounidense vive su momento de máximo apogeo durante su reconocido “marzo loco”, nada mejor que ver este documental entre partido y partido para conocer una de sus épocas más gloriosas.

- El documental: “The UCLA Dynasty” (2007)

Este amplio reportaje hace referencia a la exitosa trayectoria del equipo de baloncesto de UCLA (Universidad de California, Los Angeles, que no todo el mundo conoce el significado de estas siglas del baloncesto), contando con las opiniones de numerosos jugadores que vivieron los momentos mágicos de esta universidad desde mediados de los sesenta hasta mediados de los setenta cuando eran dirigidos en el banquillo de la mano de John Wooden.


Sin duda Bill Walton y Abdul-Jabbar (Lew Alcindor entonces) son los jugadores más representativos de aquella época, y tanto ellos como el resto siempre hablan en términos elogiosos de su entrenador allí:


Merece la pena ver este documental para cualquier aficionado que quiera conocer detalles de uno de los mejores equipos de la historia del baloncesto.

- El protagonista: John Wooden

Nunca está de más recordar la figura de este entrenador mítico del que existen multitud de referencias en el baloncesto del pasado, pero cuyas enseñanzas sobre todo a nivel de dirección de equipo e incluso a nivel estratégico (no olvidemos el famoso corte UCLA), siguen utilizándose aún hoy en día.

Ganador del torneo de la NCAA jugando para la universidad de Purdue en 1932, luego como entrenador Wooden ganó diez campeonatos más en UCLA entre 1964 y 1975, pero más allá de estos títulos, lo que destacó y reconocen sus jugadores, como así hacen en el documental, fueron sus enseñanzas que iban más allá de cuestiones deportivas.

Así entre ellas tenían cabida algunas que para algunos pueden pasar por anecdóticas, pero que tienen su fundamento. Particularmente en este documental se hace referencia al aprendizaje de cómo ponerse unos calcetines, algo que puede sorprender, pero que seguro que no pocos siguen haciendo mal. Y es que no hacerlo bien puede implicar ampollas, rozaduras y molestias que lógicamente merman el rendimiento deportivo.

Aprovechando esta pequeña mención adjunto el siguiente vídeo en el que además de hacer una breve semblanza de su carrera, también se incluye una pequeña charla del maestro Wooden:

Leer más

miércoles, 22 de marzo de 2017

El lagunero opina… (71) Lakers 109 Clippers 133

Por Jorge


Cómoda victoria de los Clippers, jugando a medio gas, en un desigual derbi angelino, y en el que se volvieron a ver los bandazos en la dirección del banquillo de los Lakers.

2-13 de salida para los Clippers con medio cuarto jugado, y aunque luego los Lakers mejoraron con un buen Zubac (8 puntos) e Ingram (6), Chris Paul controlaba el juego con 12 puntos para que su equipo mandase en el primer periodo (24-33).

En el segundo cuarto con un pobre 7 de 24 en tiros de campo para los Lakers y un parcial de 37-16 para los Clippers comandados por Rivers y Crawford, dejaba el partido sentenciado al descanso (40-70).

Walton rompía una de las reglas no escritas de la NBA cambiando todo su quinteto titular para el tercer cuarto, colocando un cinco de corte más defensivo, ahora se acuerda de la defensa pensamos muchos seguidores, con Ennis, Nwaba, Brewer, Robinson y Black.

La cosa no mejoró mucho en el marcador (74-108), pero al menos se vio algo más de energía en la pista, destacando la actuación de Robinson, que en diez minutos se las tuvo tiesas con Griffin consiguiendo 16 puntos y 6 rebotes, y que deja en evidencia a su entrenador, dado que esa misma energía la demostró en los momentos de la temporada en los que jugó, que no fueron muchos, y tal vez debió jugar más.

El último cuarto quedó para que algunos de los jóvenes de Lakers, expertos en maquillaje, hicieran sus números, con Randle a la cabeza con 16 puntos en ese tiempo, y 10 de sus 21 para Ingram.

Muy bien los Clippers en el triple durante todo el partido (15 de 33), tuvieron a Chris Paul con 27 puntos (4 triples) como su mejor jugador, descansando el último cuarto en el banquillo junto a su hijo (otra falta de respeto y sentido común a mi juicio).

Por los Lakers además de la actuación de Robinson, el mejor fue Zubac con 17 puntos y 7 rebotes.

Leer más

lunes, 20 de marzo de 2017

El lagunero opina… (70) Lakers 120 Cavaliers 125

Por Jorge


Lástima de último cuarto que echó por tierra el buen trabajo de Lakers, que hasta entonces compitió de tú a tú contra los vigentes campeones.

El partido comenzó bajo control de Cleveland con su trío estelar al mando de la ofensiva, con 9 puntos de Love y James, más otros 11 de Irving, a los que hacía frente los extraordinarios 18 de Russell (con cuatro triples), pero que no impedían que al final del primer cuarto los visitantes mandasen en el marcador (28-31).

LeBron James seguramente esperaba un partido plácido porque de otro modo no se entiende la falta de respeto de palmearse con sus “colegas” de la primera fila en pleno partido con Love lanzando tiros libres.

Pero no fue así, y en el segundo cuarto Lakers reaccionó con su quinteto más defensivo (Brewer, Ennis, Clarkson, Nance y Nwaba) y corriendo mejor la pista, para contrarrestar otro buen cuarto anotador de Irving (con otros 11 puntos) y dar la vuelta al resultado al descanso (59-55).

Al principio del segundo tiempo los angelinos sufrieron el acoso al rebote ofensivo de Tristan Thompson, del que sin embargo no sacaba rendimiento ofensivo los Cavs, y el duelo anotador de los mejores hasta entonces, Russell-Irving, se saldaba a favor del local en este periodo por 15-10 y aumentaba la ventaja de L.A. (92-82).

En el último cuarto Jefferson con varios mates acercó a su equipo, y LeBron e Irving completaron la faena con 14 puntos cada uno aplastando la pobre defensa angelina que encajaba nada más y nada menos que 43 puntos en este periodo.

Por los Lakers se apagaba la racha anotadora de Russell, y sólo Clarkson e Ingram con 8 puntos cada uno remaban sin éxito para quedarse a la orilla de lo que habría sido una bonita victoria.

Lo mejor del partido fue la combinación anotadora de James-Irving-Love con 101 puntos.

En los Lakers lo más destacado fue el récord anotador de Russell con 40 puntos, aunque todavía tenga que aprender a cerrar un partido completando su actuación con un último cuarto estelar como habría hecho una estrella de la liga.

Leer más